TE PRESENTAMOS EL CARRO DE KEANU REEVES QUE ROMPE LOS VELOCíMETROS

John Wick IV rompió con todos los pronósticos y se convirtió en el film que más dinero recaudó de esta saga de acción producida por Lionsgate. De acuerdo a portales especializados en la materia, este largometraje protagonizado por Keanu Reeves superó la barrera de los 400 millones de dólares en taquilla a nivel mundial a tan solo tres meses de su estreno.

Como consecuencia de este hito, desde la productora canadiense decidieron poner en marcha una quinta entrega de este anti-héroe tan querido por los fanáticos y que estaría llegando a las salas de cine para el próximo 2024. Para Reeves esta película también representó su vuelta a las primeras planas y a ser considerado como uno de los intérpretes más rentables del séptimo arte.

Pero no es precisamente por esto que el actor canadiense es envidiado por donde quiera que pase: es uno de sus superdeportivos que rompe con todos los velocímetros el motivo principal por el que Reeves genera suspiros a su paso. Fanático de la velocidad desde siempre, este carro atesora lo más potente y veloz del actor de 58 años.

Así luce el Bugatti que marca 410 kilómetros por hora

 

Nos referimos al Bugatti Veyron que Keanu Reeves adquirió a principios del año 2017. Justo hasta un año antes, en el 2016, este superdeportivo era considerado como el carro de producción más rápido del mundo a raíz de sus 410 kilómetros por hora de velocidad máxima cuando se encontraba a toda marcha.

Desde la fábrica localidad en Molsheim, Francia, también consideran a este Bugatti Veyron como uno de sus trabajos mejor logrados en cuanto a diseño y potencia. Bajo su carrocería reforzada con fibra de carbono, este superdeportivo cobija un motor W16 de 8.0 litros en posición central con el que está facultado para desarrollar unos 1100 CV de potencia y una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 2,6 segundos.

2024-07-08T19:29:01Z dg43tfdfdgfd